sábado, 19 de julio de 2014

Sin justicia económica es imposible la justicia social

La juventud de nuestro país estamos siendo condenados por los actuales gobernantes al ostracismo laboral, sufrimos la invisibilidad como víctimas del sistema laboral injusto que nos han impuesto y nos obligan al exilio por la falta de una reacción efectiva y eficiente por parte de dichos poderes públicos.

Nos condenan al paro permanente, o en la mejor de las situaciones a tener unos trabajos que no nos garantizan una vida digna. Y por desgracia siguen inmóviles, inmutables y sin darnos soluciones. La juventud está siendo golpeada una y otra vez durante estos años de crisis, y parece que nadie está buscando soluciones validadas y aplicables al gran problema del paro juvenil. Análisis erróneos y  ocultación de la realidad es lo único que encontramos por parte de los gobiernos de la derecha tanto de Cataluña como de España.

La invisibilidad viene dada por la mala gestión por parte de ambos gobiernos de los servicios de ocupación y búsqueda de empleo para los trabajadores y las trabajadoras en paro. Por un lado nos encontramos con la eliminación de personas en situación de desempleo de las listas de parados por no ir a fichar a las oficinas de los servicios de ocupación, pero por otro lado disminuyen las plantillas de trabajadores que se dedican a las políticas activas de búsqueda de empleo, convirtiendo el SOC y el INEM en meras oficinas de gestión de prestaciones, obviando o eliminando la que debería ser la más importante de sus labores que es la de ayudar a los parados y las paradas a encontrar empleo, y es esta situación de mal funcionamiento la que provoca que la gente tras dejar de cobrar la prestación no vaya a renovar la inscripción.

Esta dura realidad se ve agravada por la destrucción del Estado del Bienestar que impone la ortodoxia neoliberal de la cual son lacayos el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat.

Nos encontramos ante una sociedad que se desangra, viendo como los jóvenes más preparados académicamente se exilian en otros países en búsqueda de oportunidades laborales. Y los que no tienen formación o no disponen de los medios económicos para irse, se ven anclados a una realidad cruel que no les ofrece ninguna oportunidad presente o futura para mejorar su situación.

Sociedad enferma está en que solo importa el beneficio económico, y que no se preocupa de la justicia social y de la igualdad de oportunidades, sociedad enferma esta que condena a malvivir a sus jóvenes, sociedad enferma esta que tras formar a sus ciudadanos los expulsa por no ser capaces sus gobernantes de tejer un sistema productivo y económico donde primen las personas y no los beneficios de unos pocos.
Los socialistas no podemos seguir observando apacibles esta situación, debemos dar respuesta desde nuestros principios fundacionales, aquellos que buscaban una sociedad mejor, más justa, más igualitaria, en la que los hombres y mujeres consigan su total emancipación y realización personal.

Para conseguir esa justicia social debemos trabajar para conseguir una justicia económica, en la cual la redistribución de la riqueza y la no acumulación de la misma en manos de unos pocos sea uno de los ejes centrales de nuestra actuación política. Para ello debemos conseguir mediante cambios legislativos: justicia en las relaciones y condiciones laborales, cambiar el modelo productivo y aplicar una verdadera política fiscal socialista, donde prime la proporcionalidad y la progresividad fiscal, y donde nadie pueda percibir cantidades insultantemente altas mientras otros pierden sus empleos o ven reducidos sus ya de por si bajos sueldos.

Ante esta situación los socialistas debemos defender la aplicación de las medidas aprobadas hace un año, a propuesta de la Joventut Socialista de Catalunya i del Partit dels Socialistes de Catalunya, en el pleno monográfico de juventud del Parlament de Catalunya, que consistían en la instauración de una beca formativa para que los jóvenes permanecieran en Cataluña y la aplicación de un plan de choque contra el paro juvenil que se encuentra entorno al 56%. Este mandato parlamentario ha sido obviado y desobedecido por el Govern de CiU, por cierto gobierno al que apoya activamente ERC.
Hemos de proponer una restructuración de las oficinas de empleo, para que además de gestionar las prestaciones de desempleo, realmente sirvan como oficinas de búsqueda activa de empleo, que den servicios útiles a los parados para agilizar que se reincorporen al mundo laboral en las mejores condiciones posibles. 

Debemos proponer una reforma laboral, que recupere los derechos y deberes perdidos en las últimas reformas laborales, que devuelva a la negociación colectiva su papel como instrumento de regulación de las relaciones laborales frente al poder unilateral de los empresarios.

En la búsqueda de la justicia económica y el reequilibrio económico los socialistas también hemos de proponer techos salariales para los altos ejecutivos y directivos empresariales, en línea con la iniciativa 1:12 que se votó en Suiza, y que proponía que ningún empresario o directivo cobre en un mes más de lo que cobra en un año el trabajador con el salario más bajo de la empresa.

Se ha de trabajar en una legislación que tenga como objetivo exigir a los empresarios a destinar a inversión en I+D+i y nuevas áreas productivas parte de los beneficios, para generar nuevos lugares de trabajo y mejorar el valor añadido del tejido productivo. Así como acometer planes de formación y cualificación profesional para garantizar el acceso o permanencia en el mundo laboral.


Estas son propuestas concretas que los socialistas debemos liderar ante los gobiernos de derechas que nos gobiernan en Catalunya y en España, que parecen tener como objetivo máximo que los trabajadores y trabajadoras, las clases populares, sean las únicas que paguen la crisis que los poderes económicos han generado. Los socialistas, debemos defender el derecho a una vida digna de esos cientos de miles de jóvenes que se están viendo obligados a exiliarse y a los que sus gobernantes, CiU y PP, no saben o no quieren darles respuesta, hemos ser la alternativa transformadora que la juventud reclama y necesita. 

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes